miércoles, 22 de junio de 2016

Entre Granada y París: ayer en la Chana

Josefina Martínez, Javier Bozalongo y servidor
Granada suele depararme gratos encuentros. Ayer tarde la ciudad hervía en calores prematuros, en ansias estivales que preludiaban los fuegos del solsticio. En el salón de la biblioteca pública municipal la Chana, en el barrio homónimo, una treintena de participantes de la tertulia que organiza la biblioteca atendían, con un ejemplar de mi París en corto en la mano, a las explicaciones que ofrecíamos Javier Bozalongo, el editor de Valparaíso, y yo sobre el dónde, el porqué, el cómo y el para qué de este libro. Todas lo habían leído previamente y traían un rosario de preguntas y comentarios para la ocasión. Fue un placer compartir con ellas algunos empeños, algunas preferencias literarias, algunos desvelos. Y por si no bastara con tan generosa entrega, al final del acto nos esperaba una mesa espléndida con platos elaborados por ellas mismas, en armonioso maridaje de salados y dulces, en seductora composición geométrica. Helena, Josefina, Faustina, Carmen, Ana, Mari Carmen, Caeli, Mara, Nieves, Patro, Juani, Fabiola (y las demás cuyo nombre ahora no logro recordar)... Mil gracias.